domingo, 19 de octubre de 2008

Volar fuera de la bandada



Eones hace que leí Juan Salvador Gaviota. Su empeño innovador de la navegación aérea rayaba en la estupidez. No es práctico, compañero ave. Te comerás las rocas, sólo eres una gaviota. Vuela lo justo, come y muere, ni pienses en salirte de tu bandada: te protege, lo es todo. La vida ofrece alternativas, pero son arriesgadas. No es práctico, repito. El empeño cotidiano de supervivencia –existencia básica– enturbia nuestra ilusión y no queremos acabar rotos en el rompeolas. Sabemos que algunos lo intentan, nos lo cuentan, conseguimos contener respetuosamente la carcajada ¡ingenuo, ya volverás al grupo, déjalo para los locos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario, no es necesario que te identifiques, puedes usar la opción "Anónimo" que aparece al final del formulario. Gracias.